Banner
Bolívar Torres “Pintor de los Valores Patrios”
Escrito por Arnaldo García - La Cordillera   
Miércoles 11 de Marzo de 2015 19:00

Sus trabajos han sido elogiados por expertos del arte

Sus trabajos proyectan la realidad y son lo más parecido a la perfección de un retrato. Son pinturas que muestran la belleza natural de lo que vemos, dejando plasmado el recuerdo del pasado y el presente para las futuras gene-raciones. Nos referimos al Pintor Orocoveño Juan Bolívar Torres Colón, cuyas obras son admirables porque nos hacen sentir más puertorriqueños y orgullosos de lo que somos, únicos en el mundo.

Bolívar, como le conocen en el mundo del arte, es el pintor silente que produce desde lo más profundo de su ingenio, obras admirables y llenas de majestuosa hermosura. La calidad de sus trabajos ha sido elogiada por intelectuales del arte. Sin embargo, el aplauso más importante para el artista orocoveño es el que proviene de su pueblo y la gente humilde, porque dentro de su ser, aprecia la riqueza del pobre, que lo inspira para así manifestarlo en sus pinceladas.

Bolívar Torres, nació el 30 de marzo de 1952, en el barrio Bermejales de Orocovis.  Hijo del matrimonio formado por el agricultor José Sotero Torres Ortiz (Don Cheo) y la jíbara costurera, Doña Carmen María Colón Blanco (Doña Melí). Creció junto a sus padres y cuatro hermanos; Celín, Gladys, Seneido y Miguelito en un solitario y tranquilo ambiente en las montañas de su pueblo, que también le han servido de inspiración en sus cuadros de temas costumbrista.

Estudió los grados primarios en la escuela Bermejales de Orocovis y luego pasó a la José Rojas Cortés de este mismo pueblo. Desde joven le interesaba mucho el dibujo y la pintura sin conocer las técnicas de lo que tanto le apasionaba. Pero como todo aquel que viene de abajo, no se amilanó para luchar y conseguir el sitial que hoy ostenta en el ambiente cultural.

Hablando con La Cordillera recuerda que “era muy solicitado por estudiantes y maestros para carteles, proyectos y en la rotulación de múltiples lugares y comercios de los campos. En aquel tiempo había que hacer de tripas corazones, pero aún con los pocos recursos y materiales que habían, lográbamos hacer más con menos. Eran tiempos, donde la vida era dura”, dijo.

Se casó con la orocoveña Rita Alvarado, una maestra de excelencia, con la cual procrearon tres hijos: María Elena, Bolívar José y Bolívar Francisco. Luego realizó diferentes ocupaciones sin abandonar el arte hasta comenzar a trabajar en una imprenta, lo que le sirvió para entrar de lleno al infinito ambiente de las artes gráficas. En su continua búsqueda en el mundo de la pintura, siguió practicando y desarrollando su estilo natural.

Sus preferidos temas son realistas costumbristas y su técnica acrílica sobre cambas a pincel.

Los que conocemos a Bolívar sabemos que es totalmente autodidacta en varias habilidades como la: pintura, artes gráficas pero también en la música, donde el creador le concedió la virtud de ejecutar varios instrumentos, que su vez le han servido para escribir aguinaldos, décimas y poesías de lo autóctono, de lo nuestro, y que nos hace diferentes de todos los demás habitantes de globo terráqueo.

Sin embargo hay más, Bolívar también es un excelente videógrafo, que tiene una trayectoria espectacular, captando con el lente imágenes que han quedado plasmadas, desde los bautismos hasta las uniones matrimoniales y desde personajes de pueblo hasta los paisajes más impresionantes de la belleza que adorna el entorno de nuestra pequeña Patria Orocoveña.

Personalmente, tengo la satisfacción de haber tenido a Bolívar como camarógrafo en parte de mi carrera como publicista y en otras incidencias como reportero. Sus imágenes son parte de la historia de mi pueblo.

Después de 15 años de inactividad en la pintura regresó en el 2012 con mucho optimismo para continuar lo que había dejado inconcluso. En ese segundo aire artístico, y con técnicas y habilidades más desarrolladas, mantuvo el mismo e inmenso deseo de crear lo mejor de su imaginación.

“En estos últimos años logré realizar más de 30 obras y he participado en varias exposiciones de pintores lo que me ha llenado de orgullo”, expresó. Entre las exhibiciones que ha presentado sus trabajos están; la Colectiva Somos del Centro, Aniversario Orocovis, Coop-Arte en Barranquitas, Inauguración Centro de Salud Integral en la Montaña en Corozal y la Feria de Artesanías de Barranquitas.

Una mirada a algunas de las obras de Bolívar podemos apreciar la belleza de su arte en; Una Mirada al Eterno Horizonte, La Fe Traspasa el Racis-mo, Coquí, Da Vida, Hippies, Lirios, La Sombra, El Mangó, Singer, Toro Negro, Edwin, Fogón, Antigua Butaca, Vivencias, Desde la Cuchilla, Movimientos, Café, Conexión Taína, Mirada, Remembranzas de Cervantes, Contraste Matriz, Hidalgo en la Antilla, Bodegón Jíbaro, Los Reyes de Palo, Mirando una Estrella, Fue en Belén, Los Farallones, Matices del Corazón, Trulla de Recuerdos, Sello de Navidad, Madre Teresa, Barraca y Aunque Naciera en la Luna, entre otros.

Bolívar es de los nuestro. Gente buena que hacen mucho por preservar nuestra cultura, nuestras costumbres y todo lo que enriquece el alma de nuestra patria.  Somos Puerto Rico, por eso hay que dar a conocer y patrocinar a los de aquí, aquellos que en las buenas, y también en tiempos difíciles, defienden lo autóctono y lo que define nuestra herencia borincana.

Más fotos de este reportaje en www.lacordillera.net.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions