Banner
Teresa Cruz: Mamá Claus de la Montaña
Escrito por Dianerys Calderón   
Jueves 30 de Enero de 2014 02:54

¨Hoy se regalan juguetes aquí¨, así comienza el día de Noche Buena de Teresa Cruz y sus duendes en el repartido de regalos y comida a los niños de su comunidad en Ba-rranquitas. 

Por aproximadamente 21 años, Teresa Cruz, de 74 años de edad,  conocida como la ¨Mamá Claus de la Montaña¨,  prepara esta obra de amor y alegría, todos los  días de Noche Buena, a los niños y familias que decidan realizar una parada en su hogar.

Esta iniciativa, surgió tras la muerte de su único hijo. Teresa Cruz vivió gran parte de su vida en los Estados Unidos, sin embargo, decidió viajar en el 1988 a Puerto Rico para vacacionar. Particularmente, el 20 de diciembre de ese año, su hijo cumplía 33 años de vida, pero desafortunadamente no pudo celebrarlos junto a su familia.

¨Recuerdo que estaba hablando con mi hijo por teléfono, él estaba llegando a la casa  y lo estábamos esperando con el bizcocho de cumpleaños, cuando vino un conductor borracho y me lo mató en mi cara¨, explicó Cruz, quien pudo escuchar cuando su hijo le dijo ¨I love you Teresa¨ antes de fallecer.

A raíz de esa pérdida, Cruz decidió marcharse a los Estados Unidos y después de 12 años, realizó un pacto con Dios y  decidió regresa a la Isla con una nueva misión: Dar alegría a los  niños menos afortunados de su pueblo.

Y aunque el evento se realiza el Día de Noche Buena, Cruz se dedica durante todo el año a  recibir donaciones de ropa, zapatos y juguetes de diferentes personas para luego, empacarlas y repartirlas vestida con el atuendo de Papa Noel.  Además, realiza visita a los ancianos y enfermos de su comunidad.

Todos los años, ¨Mamá Claus¨ gasta aproximadamente $3 mil en la realización del evento y aunque su equipo de trabajo ha aumentado, admitió que le gustaría recibir más ayuda del municipio y sus compueblanos.

¨Mi sueño es poder regalarles a los niños juguetes nuevos, porque pienso que mis juguetes son pobres y me gustaría que cada niño tuviera una Feliz Navidad¨, comentó Cruz quien dedica gran parte de su tiempo cosiendo los  trajes de las muñecas que regala a las niñas.

A pesar de su dolor de espalda, y  del cansancio que puede provocar estar todo un día trabajando para los demás, Cruz  se siente satisfecha de ser parte de la Navidad de muchos niños barranquiteños, que llegan a su hogar con la esperanza de verla y abrazarla.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions