Banner
A Oscuras en Campo Bello de Cidra
Escrito por Arnaldo García - La Cordillera   
Miércoles 12 de Julio de 2017 19:16

Autoridad de Energía Eléctrica no quiere resolver problema en la comunidad donde todos los días colapsa el sistema eléctrico

Los residentes del sector Campo Bello del barrio Arenas de Cidra la están pasando mal. No por el lugar donde viven, sino por la ineficiencia de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) que tiene abandonado el sistema y todos los días se quedan sin servicio.

En una comunidad de gente buena, donde hay muchos envejencientes y en algunos casos enfermos que necesitan equipos especiales para mantenerse vivos, los apagones son la orden del día. Es una falta de consideración que los ejecutivos de la agencia no se preocupen en tomar acción para resolver el problema de una vez y por todas.

Estos vecinos han llegado a la conclusión que todos los gobiernos, azules o rojos, son lo mismo y lo único que saben hacer son promesas vanas y llenas de mentiras.  Desde hace muchos años tienen un grave problema y los políticos le han dicho que lo resolverán, pero nunca se ven los resultados.

Las líneas eléctricas se encuentran abandonadas por la falta de desganche, lo que provoca que cada vez que hay una leve brisa, llueva o haga sol, toda la comunidad se quede sin luz para luego esperar largas horas en lo que vienen a reparar el sistema. El problema se agudizado durante la presente administración y la respuesta es nula.

Residentes de Campo Bello en Cidra, han perdido equipos electrónicos: computadoras, neveras, lavadoras y televisores por los frecuentes cortes de luz. Otros han tenido que botar comestibles y hasta medicamentos que requieren refrigeración. La dejadez que distingue a la agencia que tiene el monopolio de la electricidad en Puerto Rico se puede ver con solo pasar por el lugar.

Los legisladores que antes se daban la vuelta para pescar votos han brillado por su ausencia.  Solamente el Municipio de Cidra les ha dado la mano a los vecinos de este sector, en lo que está a su alcance, para enfrentar esta terrible situación.

Parece mentira que para la alta jerarquía de la AEE no exista el barrio Arenas de Cidra.  Los trabajadores de la UTIER han manifestado que están dispuestos a trabajar, pero la gerencia no les permite hacer lo que tienen que hacer. Los envían por unos minutos a subir un fusible o desganchar una rama, pero luego le dicen que regresen para evitar pagarle horas extras.

La insensibilidad de los que dirigen la AEE desde escritorios es repudiable. Es por eso que Puerto Rico está al borde del precipicio, por tener funcionarios que no tienen ningún compromiso con el pueblo. Su agenda es que se caiga el sistema para que los clientes se molesten y luego tener motivos para justificar la privatización.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions