Banner
Ahorrando en las vacaciones
Escrito por Lcdo. Orlando Maldonado   
Miércoles 28 de Junio de 2017 17:13

Escribo por experiencia propia, por la de otros y haciendo la salvedad que no pretendo convertirme en un agente de viajes ni cosa que se parezca. Irse de vacaciones con su pareja no tiene que provocar necesariamente que su presupuesto caiga en números rojos. Claro, que es mucho más fácil decirlo que hacerlo.

La clave está en plantearnos la siguiente interrogante: ¿Puedo tomar unos días libres sin gastar más dinero que el necesario? Desde mi punto de vista, sí es posible disfrutar al máximo unas vacaciones y regresar con algún dinero en el bolsillo. De entrada parecería una contradicción, pero si atendemos el asunto con mayor profundidad veremos que no tiene por qué ser así.

En primer lugar, tome en cuenta que si verdaderamente desea ahorrar, las vacaciones comienzan mucho antes de lo que imagina. En mi caso, acostumbro comprar los pasajes de avión y reservar el hotel con hasta nueve meses de anticipación.

Usted puede pensar que es demasiado tiempo y que podrían ocurrir inconvenientes que lo obliguen a cambiar o incluso, cancelar el viaje, pero si ese fuera el caso, es muy probable que aún pagando un cargo por el cambio de fecha, el pasaje le cueste menos que si lo deja para última hora. En mis recientes vacaciones, ahorré más de $500.00 comprando los pasajes en octubre para viajar en junio. También puede adquirir un seguro de viaje que cubra cualquier cancelación o cambio.

Por otro lado, cuando reserve una habitación de hotel, hágalo también con suficiente tiempo de anticipación y asegúrese que la tarifa sea flexible, de manera que le permita cancelar sin cargos.  Esto le brindará la oportunidad de verificar precios en otros hoteles similares. Si encuentra una tarifa más atractiva en otro lugar, haga la reservación y luego cancele la del hotel anterior.

Si lo que tiene planificado es descansar, puede quedarse en un hotel cinco estrellas, a todo lujo. Pero si lo que tiene en mente es visitar lugares de interés, le recomiendo hoteles que ofrezcan, como mínimo, servicio de traslado al aeropuerto, parking e internet gratis, nevera y horno microonda. Y de esos ya hay muchos en cualquier lugar del mundo. Contando con la nevera y el horno, puede comprar algunos artículos como pan, jamón y queso para el desayuno. En unas vacaciones de siete días, el ahorro en este renglón puede superar los $100.00 y si la habitación incluye una estufa, aunque sea de dos hornillas, podría ser mucho mayor.

A manera de ejemplo, en mis últimas vacaciones de una semana, entre mi esposa y yo preparamos todos los desayunos y cuatro cenas. Asignándole un costo conservador de $10.00 diarios por los desayunos y de $40.00 diarios por las cenas, el gasto se reduce significativamente. Con todo y el ahorro, no dejamos de visitar las atracciones que nos interesaban y hasta pudimos darnos algún gustito adicional.

Si va a alquilar un carro, verifique bien que las compañías que ofrecen el servicio sean reconocidas y que la oferta incluya todos los seguros.  No es necesario que el vehículo rentado tenga un "GPS" porque ya los teléfonos inteligentes vienen con esa aplicación. Alquile el carro con suficiente tiempo, siempre pendiente que la reservación pueda cancelarse en cualquier momento sin ningún tipo de penalidad.  Sugerencia: una vez confirmada la reserva, siga buscando precios en otras oficinas de alquiler y verá que aparecerán mejores ofertas.

Volviendo al hotel, reserve en uno que ubique cerca de centros comerciales o de paradas de autobuses y trenes.  Los taxis y Uber son alternativas adicionales para trasladarse de un lugar a otro.  Tenga presente además que algunas ciudades ofrecen servicio de "trolley", en unas no cobran y en las que lo hacen, generalmente, la tarifa es reducida.  Tampoco olvide los descuentos en los boletos de entrada a museos y otras atracciones.

Para finalizar, no lleve más ropa ni artículos personales de los necesarios para que no tenga que pagar extra por las maletas en el aeropuerto y si desea comprar algún "souvenir", visite tiendas especializadas fuera del hotel. Haga una compra pequeña en un supermercado que incluya agua, refrescos, cervezas, frutas y "snacks". Hacerse de una neverita de "foam" para mantener las bebidas frías mientras se encuentra de paseo fuera del hotel sería una excelente opción.

Recuerde que estas recomendaciones van dirigidas a usted y su pareja.  Si va de vacaciones con niños pequeños o adolescentes son otros 20 pesos.

 

anuciate aqui

Joomla Guru's
Creative Solutions