Banner
¿Sabía usted los beneficios que nos brindan las plantas a nuestra Salud?
Escrito por Prof. Augusto Carvajal UPR Cayey   
Miércoles 10 de Octubre de 2012 16:13

Entre los beneficios que nos brindan las plantas, quizás el uso medicinal sea uno de los más antiguos que los humanos empleamos. El conocimiento sobre las propiedades curativas de las plantas ha sido adquirido por medio del tanteo y por error (“trial and error”) por miles de años y debido a que la transmisión de ese conocimiento era muy lenta de generación en generación, no cabe duda que se adquirió de forma independiente  en múltiples sitios del mundo.

Se ha demostrado que los animales también hacen uso de las plantas con fines medicinales, por lo que hoy día observar el comportamiento de ellos en el empleo de las plantas nos ayuda a conocer más sobre sus potenciales usos como medicinas.

Se ha sugerido además, que algunos monos en Centroamérica usan ciertas plantas antes o después de aparearse  lo que se ha observado modifica la proporción de sexos, por lo que se originan camadas con más crías hembras o machos. En el caso de elefantes en Kenya donde se alimentan de determinadas plantas que los aborígenes del área usan para inducir y evitar problemas durante el parto.

Hoy día, la industria de los medicamentos es la tercera más lucrativa, y de los medicamentos que usamos, más del 25% son derivados de compuestos encontrados en las plantas. A pesar de ello, se estima que menos del 2% de las más de 250,000 especies de plantas que conocemos han sido estudiadas para conocer los compuestos activos que generan, sin mencionar las especies ya extintas de las que pudieron haberse obtenido medicinas o drogas para be-neficio de la humanidad.  Mucho trabajo por hacer ah!.,

Más del 80% de la población mundial emplea plantas medicinales, aunque en su mayoría estos usos no han sido validados mediante experimentación científica. De hecho, en muchos casos se trata de usos pseudocientíficos. Por ejemplo, el uso según la “doctrina de los signos” de las nueces para tratamientos de la cabeza por su parecido al cerebro o los bulbos gemelos de las orquídeas para tratar la fertilidad masculina por su parecido con los testículos.

Entre nuestra flora nativa existen muchos ejemplos de usos medicinales de los que quisiera compartir solo algunos. Por ejemplo, El “lignum vitae” o madera de vida es otro de los nombres comunes usados para el Guayacán debido a que tiene múltiples usos medicinales.  Esta especie nativa de las Antillas fue ampliamente usada por los europeos como una de las más efectivas curas para la sífilis, y fue uno de nuestros primeros productos de exportación.


Además es usado como expectorante, entre otros usos. La malagueta se ha empleado en Puerto Rico para la confección del tradicional  “alcoholado” ampliamente usado como analgésico para aliviar el dolor y para la gripe.

El mabí, del que se obtiene la bebida fermentada del mismo nombre, es una especie muy usada para mejorar la función digestiva en general. El tabonuco es usado como descongestionante nasal muy efectivo, mientras que el almácigo es empleado en las afecciones pulmonares, diarreas e inclusive como alimento para los niños por su alto contenido de carbohidratos.

Algunos compuestos de plantas medicinales son altamente tóxicos a los humanos como la ricina, extraída de las semillas de Ricinus communis. Esta toxina ha sido empleada como arma biológica, pero también es un agente anti cáncer muy potente. Debido a que las plantas producen miles de compuestos químicos, cuando empleamos los extractos crudos de las mismas, estamos usando compuestos químicos que pudieran causarnos problemas como alergias o interactuar con algún medicamento que usted esté usando.

Por esto, es importante entender que el uso de las plantas como medicinas debe ser evaluado y supervisado por un profesional de la salud capacitado. Agradeceremos no colectes, ni ingieras ninguna parte de las plantas en nuestro jardín y que consultes con un profesional antes de usarlas. 

¿Por qué las plantas producen medicinas?

Como parte del sistema de defensa en contra patógenos (agentes que causan enfermedades), para evitar la depredación o la competencia (efectos alelopáticos), y como mecanismos para responder al ambiente, las plantas generan metabolitos secundarios que en su mayoría les proveen un mal sabor y que en muchos casos resultan venenosas para quienes las consumen.

Estos compuestos se producen en lugares específicos de la planta y no en toda la planta como las azúcares, proteínas, grasas y ácidos nucleicos que llamamos metabolitos primarios. A diferencia de los metabolitos primarios (porque son indispensables para la vida de la planta), los metabolitos secundarios, se consideraron por mucho tiempo desperdicios de las plantas, pero hoy día son la fuente de la mayoría de los compuestos derivados de plantas que usamos como medicamentos.

En algún momento, la química de estos compuestos se usó para clasificar las plantas mediante la Botánica Sistemática pues estos compuestos son característicos de grupos de plantas que se agrupan como “familias”.

Los metabolitos secundarios se clasifican en tres grandes grupos: Los alcaloides, los Terpenoides y Compuestos fenólicos. Los alcaloides son los compuestos más usados y de importancia en la medicina actualmente. Entre los más usados, la morfina, la cocaína, la cafeína y la nicotina, los cuales son usados como analgésicos y estimulantes, con la desventaja que son altamente adictivos.

Los terpenoides incluyen los aceites esenciales como el mentol que se obtiene de la menta, un compuesto ampliamente usado en los cosméticos y medicinas; el taxol, que es uno de los compuestos más importantes en la lucha contra el cáncer, y los glucósidos cardíacos que como su nombre sugiere, son empleados medicinalmente para reducir los latidos del corazón.

Los Compuestos fenólicos son los más estudiados pues se encuentran en casi todo el cuerpo de casi todas las plantas. Los más conocidos incluyen los flavonoides que son pigmentos solubles en agua encontrados en las uvas por ejemplo, y que hoy día han sido asociados a la baja del colesterol y compuestos contra el cáncer.

Otro medicamento importante de este grupo es el Ácido Salicílico, el cual es el ingrediente activo de la aspirina. Este compuesto es un poderoso analgésico que fue descontinuado luego por los problemas asociados a su función como anticoagulante.

De ahí que no se pueda usar en casos de dengue hemorrágico o personas con problemas de hemorragias, pero hoy día se emplea regularmente como opción para personas evitar la formación de coágulos sanguíneos y evitar de esta forma las embolias (formación de un coágulo que tapa la vena o arteria).